domingo, 12 de febrero de 2017

 Sindrome de Cushing.



Ahora cuando veo éstas fotos de mi en la infancia, veo que posiblemente siempre estuve sobre dosificada de corticoides; la cara redonda , las mejillas grandes y  el sobrepeso son características evidentes sin embargo eso lo descubrí hasta la preparatoria donde pude realizar deporte y mi apariencia siempre fue similar. La madures osea alcanzada por efecto de los corticoides a temprana edad me impidió un mayor crecimiento en cuanto a estatura y ensanchamiento de caderas, sin embargo aunque sea un poco si se ensancharon, pero no más que los hombros, por lo que mi espalda es más ancha que mi cadera, formándose el famoso cuerpo de manzana, afortunadamente en ocasiones algunas mujeres biológicas por referir a las mujeres cisgénero tienen así el cuerpo ya se porque practican natación, o porque así su cuerpo de manera natural justamente como es el mío.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario